Hace alrededor de año y medio, los municipios del sureste de la Comunidad de Madrid acordamos unirnos para intentar organizarnos con la intención de buscar políticas estructuradas en relación con los distintos problemas comunes que afectan a todos los ciudadanos de esta parte de la región.

De nuevo, nos hemos vuelto a reunir para analizar el estado de las cosas y estudiar nuevas acciones que puedan provocar avances significativos en la cadena de carencias que hacen que esta región siga siendo una de las más desfavorecidas de nuestra Comunidad Autónoma.

Hoy día,  la zona sureste es una de las más castigadas económicamente, con una media de la más bajas rentas per cápita por familia en la Comunidad, con un porcentaje medio de paro más alto que el resto de las zonas y que está sufriendo en algunos de sus municipios una importante despoblación, que nos hace pensar en un futuro poco esperanzador para los pueblos y ciudadanos del sureste.

Ello es debido a la falta de una planificación general que es necesario acometer. Desde la Comunidad se debería haber realizado, teniendo en cuenta esta realidad y la falta de inversiones adecuadas para potenciar los valores y recursos que potencialmente tienen nuestros pueblos, así como la búsqueda de nuevos nichos de economía sostenible que puedan generar riqueza y bienestar.

Hasta el momento, las únicas acciones que se han desarrollado desde la Comunidad de Madrid han sido las que se han generado desde la empresa pública Madrid Activa y que, hasta el momento se ha visto que son muy insuficientes. En 2014, ya se prometió realizar el estudio para un plan estratégico para el sureste madrileño con un presupuesto de 200.000 euros, reservados del Presupuesto de la Comunidad. Un Plan que nunca vio la luz. Cuatro años después, la empresa Madrid Activa, ha firmado un contrato para realizar un plan estratégico para nuestra zona con 50.000 euros de presupuesto.

LOGO COMARCA SURESTE

Ello da una idea de la falta de apoyo que tiene nuestra comarca y del escaso compromiso del gobierno regional de tratar de forma responsable un problema que está comprometiendo el futuro de los pueblos y ciudadanos de nuestra zona.

Hacemos hincapié en los verdaderos problemas que significan mecanismos de freno a nuestro posible desarrollo, principalmente en la falta de infraestructuras básicas y clave para afrontar el futuro con cierta garantía de supervivencia.

No se trata de realizar decenas de grandes polígonos industriales sin más. De hecho, existen dos importantes polígonos industriales junto a la A-III que se encuentran a bajo rendimiento de ocupación, los de Rivas y Arganda del Rey. Sino de estudiar la dimensión adecuada de las inversiones necesarias que posibiliten los asentamientos de economía necesarios alrededor de las potencialidades y recursos que tenemos.

Red de carreteras arcaicas

Tenemos una red de carreteras insuficiente y arcaica, empezando por la propia autovía A-III que se colapsa a la mínima, al existir solo dos carriles para cada sentido de la marcha, desde el km. 17. Algo inasumible en la época en la que nos encontramos y que significa un importante hándicap a la hora de buscar el desarrollo de empresas y actividades comerciales para las que el transporte es una de sus principales necesidades logísticas y que buscan otros puntos geográficos más favorecidos. Sin olvidar a los propios ciudadanos de nuestros pueblos cuyo centro de trabajo se radica en Madrid, que se ven muy desfavorecidos para el acceso a la capital. A lo que hay que añadir que contamos con la red de transporte más insuficiente y deficitaria de toda la Comunidad, con tan sólo la presencia de una línea de cercanías que solo da servicio hasta Arganda del Rey, olvidando a los demás municipios de la comarca.

De la misma manera, la inversión en carreteras parece que ha pasado a mejor vida: carreteras con anquilosados diseños, que conservan aún el trazado de principios del siglo XX, y que suponen retrasos y problemas para las relaciones laborales y comerciales entre los propios municipios (ejemplo la carretera de acceso a Chinchón, que impide que, incluso los propios autobuses de línea regular, no puedan acceder al dicha localidad por la misma y tengan que dar un rodeo a través de la M-414), o las travesías por el centro de las poblaciones como son el caso de Morata de Tajuña, Perales de Tajuña, Tielmes, etc… Especialmente los primeros, que soportan una de las carreteras diseñadas para comunicar el transporte entre las autovía A-III y A-IV, lo que supone el paso de vehículos pesados por el medio de ambas localidades y que en la actualidad no se ha diseñado solución alguna desde la Comunidad de Madrid, como un eje de unión entre las autovías A-II, A-III y A-IV y redes interiores entre los municipios.

Fibra óptica

Otro importante reto es la implantación de las nuevas tecnologías y plataformas de la información. En la actualidad, están llegando a algunos municipios las redes de fibra óptica cuya tardanza ha supuesto y está suponiendo la salida de emprendedores de todos nuestros municipios hacia lugares donde si pueden disponer dicha tecnología para sus negocios y actividades profesionales. En nuestra localidad ya está desplegada la red que tiene que llevar la fibra óptica a nuestro hogares, y nos llega información de que muy pronto podremos contratar la misma, pero no todos los pueblos tienen la misma suerte.

Planificación responsable

En definitiva, necesidades que son comunes a todos los municipios de la comarca y que necesitan de una planificación expresa y responsable por parte de todos. Desde la Comunidad de Madrid, como administración regional superior que debe garantizar la coordinación y cooperación con los ayuntamientos implicados, y desde los propios ayuntamientos, que son los más interesados de la necesidad de unir esfuerzos y planificar sus políticas futuras para el bienestar de sus ciudadanos.

La necesaria tutela de la Comunidad a través de la empresa Madrid Activa se ha visto insuficiente hasta el momento, y más que un instrumento para acelerar y promover la inversión, ha sido un freno a las posibles iniciativas municipales que puede ser un complemento. Pero es la acción autónoma y directa desde los propios municipios, a través de sus representantes legales, quienes deben impulsar y conectar directamente  con los responsables políticos de la Comunidad de Madrid, al margen de este ente intermediario que provoca retrasos.

De esa necesidad nace la iniciativa de los municipios de agruparse con voluntad de región y de comarca, conscientes de que las acciones de inversión deben contemplarse de una forma global, manteniendo cada uno su propia autonomía, pero que las mismas puedan desarrollarse en un marco estructural perfectamente planificado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s